KEDADAS¿Te gustaría conocer gente? ¡¡Apúntate a las Kedadas!!.

Blogs

Todas las publicaciones (2)

¿QUÉ ES LA ATENCIÓN?...

Muy a menudo utilizamos la palabra “atención” en nuestro trabajo interior; la escuchamos en las reuniones y la leemos en los libros sobre las ideas de Gurdjieff.
¿Hemos tratado de darnos cuenta de lo que ella significa realmente? Utilizamos la palabra de muchas maneras, pero realmente comprendemos lo que es en nosotros mismos.
La veo como una fuerza relacionada con la energía. Es una calidad en el “darnos cuenta”. La atención es como un poderoso reflector que ilumina mi situación interna y externa. Es como un elemento químico en nuestro organismo que separa otros elementos químicos en substancias individuales, identificando lo que son y permitiéndonos lidiar con cada una por separado.

UNA ATENCIÓN ENFOCADA Y DIRIGIDA ME PERMITE ESCUCHAR LO QUE MIS CENTROS ME DICEN, VERME A MÍ MISMO Y A MIS PROBLEMAS LO MÁS OBJETIVAMENTE POSIBLE, SIN SER INFLUENCIADO POR MI IMAGINACIÓN, NI SIQUIERA POR LA ENSEÑANZA.

La atención en su más alta concentración puede descubrir el "yo" que soy en un momento dado, suprimiendo las ilusiones que tengo acerca de mí mismo. La atención me permite producir el completo y real “silencio interior” que se necesita para transformar lo que soy en lo que deseo ser, para alcanzar un estado más elevado. Veo la atención como una fuerza que reúne y concentra algunas de mis energías dispersas en un solo lugar, como un rayo láser o un lente magnificador enfocado en la luz.
La atención también es una fuerza que ayuda a crear y a incrementar la energía que necesito para llevar a cabo una tarea o un proyecto, ya sea en una situación de la vida cotidiana, en un problema psicológico o en una observación esotérica necesaria en mi búsqueda.

¿Cómo puedo utilizar mi atención como apoyo para el esfuerzo de conexión con mis centros superiores?...
Puedo dirigirla hacia la sensación de mi cuerpo. Puedo utilizarla para trabajar con mi mente, enfocando los pensamientos que disparan las asociaciones arrastrándome consigo.
Digo: "los pensamientos no son el pensar, son diferentes..."
Al enfocar la atención sobre mis pensamientos e intentar calmarlos, permito que lo que llamo la “mente superior” me guíe y me ayude a hacer contacto con la fuerza que viene de lo alto.

La atención me ayuda a diferenciar entre los pensamientos, el pensar y el sentimiento. Es muy importante darse cuenta de esto, ya que generalmente utilizamos nuestro centro intelectual cuando la solución está en nuestros sentimientos.
Cuántas veces somos arrastrados por nuestras emociones cuando lo que se necesita es un intelecto claro. La atención es el rayo que corta las telarañas que oscurecen mi camino y me muestra el tipo de energía que debo utilizar: intelectual, emocional o física.

Un alumno fue a ver a un venerable Roshi en Japón. Se postró ante él y le preguntó: "Maestro… ¿cuál es la palabra más importante que usted me pueda decir para el desarrollo de mi ser?". El ‘Roshi’ se mantuvo en silencio pomomento y luego volvió a hablar: "Gracias ‘Roshi’. Y después, ¿cuál sería el consejo más importante?" El Roshi pensó, alzó su cabeza y respondió:
¡ATENCIÓN!...
El estudiante estaba confundido, dudó y volvió a preguntar: "¿Cuál sería el tercer elemento sobre el que debo enfocar mis esfuerzos para elevar mi estado?, el Roshi, nuevamente contestó:
¡ATENCIÓN!...
r un momento, luego miró al alumno y le dijo:
¡ATENCIÓN!...
El estudiante dudó, reflexionó un

 

Feliz y atento dia....

Leer más…